Construyendo Comunidades Virtuales de Aprendizaje


red.jpg

La idea de comunidad ha sido una de las bases de Internet desde sus comienzos. Desde sus inicios los científicos e investigadores han utilizado Internet para compartir datos, realizar de forma conjunta investigaciones y proyectos, intercambiar mensajes, y resolver problemas; es decir, para formar comunidades entre ellos. Comunidades que se extendieron con verdadera velocidad a otros campos como: el ocio, actividades laborales y las que nos ocupan en este momento: “actividades de enseñanza-aprendizaje”.
Al tratar de ofrecer una definición de Comunidad Virtual, nos encontraremos con un doble problema, por una parte con la propia definición del término comunidad el cual de por sí es bastante complejo de definir, y por otra con la referencia del término virtual. Por lo que respecta a lo virtual, tenemos que decir que suele asociarse con connotaciones de secundario, no real e insignificativo. Como señala Levy, P. (¿Qué es lo virtual?. Barcelona, Paidós.1999.): “En su uso corriente, el término virtual, se suele emplear para expresar la ausencia pura y simple de existencia, presuponiendo la “realidad” como una realización material, y una presencia tangible.
Diferentes investigaciones han demostrado que la formación virtual alcanza niveles de calidad como mínimo igual a lo presencial, y además lo real y virtual no están reñidos sin que ello esté reñido su combinación, como ocurre en la modalidad de “blended-learning”.

Indicaciones para el trabajo colaborativo: